Cargando...

Artículos sobre nutrición y dietética

Cómo perder peso de manera saludable

Cómo perder peso de manera saludable

Hoy en día las cifras de obesidad y sobrepeso están aumentando de manera muy considerable, pero os estaréis preguntando: ¿Cómo es posible que cada vez haya más casos de obesidad y sobrepeso, si cada vez existen más personas recurriendo a realizar dietas para perder peso?.

Pues bien, la mayor parte de las dietas para adelgazar son afrontadas desde un punto de vista negativo por parte de aquellos que las llevan a cabo. Relacionan bajada de peso con conceptos como frustración, dificultad o pasar hambre. Si bien estos términos no están bien entendidos, ya que a lo largo de los años, han sido transmitidos conceptos contradictorios sobre qué alimentos pueden ser permitidos y cuales prohibidos.

Del mismo modo muchas de estas personas han realizado multitud de dietas a lo largo de sus vidas sin grandes logros, por ello es fundamental considerar que en una dieta para perder peso han de fiarse objetivos realistas desde el principio, ya que lo realmente importante no es sólo llegar al peso que deseamos sino mantenerlo.

Para perder peso de manera saludable hemos de estar predispuesto a cambiar nuestros hábitos de vida desde el principio. Afrontar la dieta desde un punto de vista positivo, considerando una oportunidad para mejorar nuestro estilo de vida y que nos ayude a sentirnos mejor. La pérdida de peso bien entendida ha de ser siempre de manera constante, no se deben producir rápidas pérdidas de peso al principio y posteriormente un estancamiento. De la misma forma considero fundamental que la pérdida de peso sea completa, es decir saber diferenciar y hacer entender a mis pacientes la diferencia entre pérdida de agua corporal y grasa.

Mi manera de trabajar:

Me gusta trabajar siempre de forma personalizada con cada uno de mis pacientes. Una vez calculado el gasto energético adapto la dieta a sus gustos y preferencias, basándome siempre en el concepto de dieta equilibrada sin descartar grupos de alimentos principales, este tipo de dietas obviamente son  hipocalóricas porque ingerimos menos caloría de las que consumimos. Por otra parte, aparte de reducir el número de calorías de la dieta que ingerimos hemos de aumentar el gasto energético por medio de la actividad física, lo cual siempre es recomendable.

Un ejemplo de plato saludable sería dividir el plato en dos partes e incluir en la mitad del plato vegetales, ya sea lechuga, calabacín, brócoli, judías verdes, pimientos. Un cuarto del plato deberá aportar proteínas saludables variando siempre entre carne y pescado y el otro cuarto hidratos de carbono compuestos, donde se encuentran el pan, legumbres, pasta, patata o arroz.

El ritmo de pérdida de peso varía dependiendo del peso que se ha de perder. No es lo mismo tener que perder 15 kilos que 5. En este último caso la pérdida de peso será más lenta. Un ritmo bueno de pérdida de peso es de 1 a 1,5 kg a la semana, menos de medio kilo se considera una pérdida de peso lenta, si bien es cierto que una semana puede llegar a perderse más y otras menos, pero esto no debe resultar preocupante, en estos casos es importante tener paciencia y constancia y para ello es fundamental el apoyo a nivel emocional que puedes encontrar en consulta.

Del mismo modo es especialmente importante indagar en el caso particular de cada paciente, ya que en muchas situaciones es necesario aparte del cambio en el estilo de vida, el tratamiento psicológico como parte de la intervención. Las habilidades para adaptar nuevos patrones alimentarios y de actividad física, el trabajo con falsas creencias y el concienciar, que no convencer de los beneficios de una vida saludable son algunos de los puntos que hay que trabajar de manera interdisciplinar en muchos casos.

Lo que sí está claro es que el someternos a una dieta estricta durante cierto período de tiempo al mismo tiempo que centrarnos exclusivamente en el peso, cuando nuestro objetivo ha de ser la alimentación ha resultado ser un fracaso en la mayor parte de los casos, con lo cual hemos he caminar en otro sentido si realmente queremos lograr nuestros objetivos.