Cargando...

Noticias sobre nutrición y dietética

Ayuno intermitente

Ayuno intermitente

Por ayuno intermitente se entiende todas aquellas acciones encaminadas a dejar de comer en períodos de tiempo variable, pero controlados.

 

Aunque hay diferentes tipos, hoy hablaremos de las tres formas más comunes de realizar ayuno intermitente:

El ayuno intermitente diario consiste siempre en un período de tiempo en el que no se ingiere nada (salvo algunos casos) y otra en la que sí "se puede " comer.

Para empezar con este tipo de ayuno se suele recomendar el más sencillo que es el 12/12, en la que se ayunaría durante 12 horas seguidas y se pudiera comer durante las 12 horas restantes.

Seguidamente exxisten otro tipos de ayuno como serían el 14/10 (14 horas de ayuno y 10 en las que se puede comer) hasta llegar al 16/8.

 

Durante el período de ayuno debe evitarse ingerir cualquier alimento y bebida calórica, sin embargo hay que mantenerse bien hidratado: con agua normal o con gas, siempre intentando llegar a dos litros al día, pudiéndose añadir zumo de limón o lima, así como alguna rodaja de naranja o pepino.

 

No deben añadirse sabores artificiales ni edulcorantes, si se podrá tomar cualquier tipo de infusión, al igual que café natural de calidad. El caldo de hueso casero también podría ser una opción.

 

El hambre durante el ayuno es lo que más suele preocupar. Lo más recomendable es mantener la mente ocupada, ya que cuando se empizan a quemar los depósitos de grasa y la propia cetosis suprime el apetito.

Algunos productos que pueden servir para suprimir el apetito pueden ser el agua, té verde, canela, café y semillas de chía.

 

Durante el período de ayuno se puede realizar cualquier tipo de ejercicio. El hígado aporta energía vía gluconeogénesis. Durante períodos más largos de ayuno, los músculos son capaces de utilizar ácidos grasos como combustible.

 

Durante el ayuno no tiene porqué estar cansado, de hecho mucha gente tiene más energía durante el ayuno debido seguramente al aumento de adrenalina. El metabolismo basal no sólo no disminuye sino que aumenta durante el ayuno.

 

Si sientes mareo duarnte el ayuno, probablemente sea porqué estés deshidratado, para prevenirlo se necesita agua y sal.

 

Si tiene calambres musculares durante el ayuno, es probable que tenga bajo los niveles de magnesio, para ello se pueden tomat suplementos o bañarse en sales de Epsom, ricas en magnesio.

 

Si le duele la cabeza, es de nuevo necesario aumentar la ingesta de sal, ya que los dolores de cabeza durante el ayuno son resultado de la transición de una dieta alta en sal a una ingesta muy baja de sal durante el ayuno.

 

Si padece de estreñimiento durante el ayuno aumente el consumo de frutas y verduras en los períodos de no ayuno.

 

El control del ayuno es fundametal que esté llevado a cabo por un profesional en todos los pacientes y especialmente para los diabéticos y los hipertensos que toman medicación.