Cargando...

Noticias sobre nutrición y dietética

¿Depuración o pérdida de peso? Cómo sobreponerse a los excesos

¿Depuración o pérdida de peso? Cómo sobreponerse a los excesos

Toxinas y grasa no es lo mismo. Y aunque llevando a cabo una dieta sana y equilibrada podemos eliminar las dos cosas, hemos de seguir técnicas diferentes para cada una de ella.

 Las dietas “détox” por tanto tienen como objetivo eliminar los radicales libres y las toxinas del organismo, sin embargo no van encaminadas a la pérdida de peso, De hecho se puede tener un peso correcto y un elevado grado de toxicidad.

De hecho muchas dietas de adelgazamiento no sólo no provocan una desintoxicación del organismo, sino que ocasionan efectos negativos. La restricción calórica que se lleva a cabo en este tipo de dietas, ingiriendo básicamente zumos, o alimentos altos en proteína ocasiona una toxicidad del organismo a niveles renal y hepático.

 

¿Necesitamos por tanto una depuración después de los excesos?. Depende. Si nuestra alimentación ha sido sana y equilibrada a lo largo del año, no sería necesario, si por el contrario no ha sido así, sería necesario acudir a un profesional no simplemente para perder los kilos de más, sino para ayudarnos a adoptar nuevos hábitos de vida. Y recordar siempre “cuanto más restrictiva es la dieta, peores son los resultados a largo plazo”.

 

“Nuestro metabolismo se adaptará a ese cambio, y cuando volvamos a la dieta habitual, nuestro organismo tenderá a almacenar grasa, volviendo a recuperar el peso perdido (efecto yo-yo). Por otra parte existen nutrientes esenciales que sólo pueden ser incorporados por medio de la alimentación, con lo cual una dieta deficitarias en algunos de los nutrientes puede ocasionar ciertos síntomas como somnolencia o dolor de cabeza. “ La clave está en el equilibrio, y en no someter al organismo a períodos de excesos y carencias intermitentes de forma prolongada. Lo que sí resulta efectivo es compensar un exceso puntual con una comida posterior más ligera”.

 

Y no es tampoco necesario recurrir a productos “détox” específicos. Ya que una alimentación equilibrada aporta todo lo que el organismo necesita para depurarse. En este sentido, es conveniente aumentar el consumo de frutas, verduras así como de fibra.

 

Cinco consejos para el “détox” postvacacional:

 

1. Más frutas y verduras: “ Deberíamos consumir de dos a tres piezas de frutas al día, y verdura en todas las comidas principales. Si es plato único, la mitad del plato han de ser hortalizas”.

 

2. Nunca olvidar los granos integrales: Las legumbres, los cereales integrales y las semillas son básicas en la alimentación. “Aunque históricamente hayan sido considerados como calóricos, son grandes aliados para bajar de peso por su alto porcentaje de nutrientes y elevada proporción de fibra.

 

3. Evita los alimentos procesados: Responsables junto con el sedentarismo del sobrepeso. Los alimentos procesados esconden aditivos, azucares y grasas de mala calidad que atentan contra la salud.

 

4. No te acuestes con el estómago lleno: Las cenas pueden llegar a ser el peor enemigo de una dieta saludable, ya que aunque hayamos comido bien a lo largo del día, si hacemos una mala cena echaremos a perder el esfuerzo de todo el día.

 

5. Cuida tu cuerpo con productos ecológicos: “Los alimentos de producción ecológica no sólo tienen mayor concentración de nutrientes, sino que además no poseen la carga tóxica de la producción convencional”.