Cargando...

Noticias sobre nutrición y dietética

Desmintiendo Mitos alimentarios

Desmintiendo Mitos alimentarios

Es curioso como un grupo de alimento tan saludable como son los frutos secos esté tan sumamente mal identificado por gran parte de la población, atribuyéndole propiedades para nada ciertas y lejos de la realidad.

 

Es curioso como un grupo de alimento tan saludable como son los frutos secos esté tan sumamente mal identificado por gran parte de la población, atribuyéndole propiedades para nada ciertas y lejos de la realidad.

Este sabroso fruto el cual podemos añadir en desayunos, elaborando un delicioso bol con cereales de copos de avena y yogurt es una excelente fuente de proteínas vegetales, sobre todo ricas en arginina, posee un contenido importante en fibra, vitaminas del grupo B y vitamina E. Por otro lado son ricos en fitosteroles y minerales como el calcio, hierro, fósforo, potasio y magnesio, destacando también por su contenido en antioxidantes, como polifenoles,  ácido elágico y luteína.

Como podéis observar posee un excelente valor nutricional. Según estudios epidemiológicos, basados en la evidencia científica, el consumo regular de frutos secos y de nueces en particular es beneficioso para la salud.

En los últimos años destacados estudios de intervención nutricional han señalado que los frutos secos y en especial las nueces pueden ejercer efectos beneficiosos sobre distintos factores de riesgo cardiovascular como son la resistencia a la insulina, la inflamación, la presión arterial y el perfil lipídico.

Se caracterizan por ser ricos en ácidos grasos insaturados (AGM en almendras y avellanas y AGP en nueces y piñones). Además de contener abundante ácido linoleico, las nueces y piñones tienen cantidades apreciables de ácido α-linolénico al cual se le ha atribuido un notable efecto antiaterogénico.  Además se ha visto que el consumo de frutos secos mejorar el colesterol LDL (colesterol malo) y en concreto las nueces son responsables de la disminución del colesterol total y triglicéridos.

Hoy en día resulta muy común pensar que las nueces o los frutos secos en general se relacionan con un aumento del peso corporal, pero en estudios preliminares de corta duración se ha comprobado que su incorporación a la dieta en cantidades de hasta 50 gramos diarios no incrementa el peso, posiblemente debido a su efecto saciante que hace que se disminuya el consumo de otros alimentos poco saludables, así como por inducir a una discreta malabsorción de grasas.

¿Qué cantidad de nueces y frutos secos podemos comer?

Los frutos secos pueden incluirse por tanto en una dieta saludable. Se aconseja comer entre cuatro y siete raciones (una ración corresponde a 30 gramos) de frutos secos a la semana en el marco de una dieta equilibrada que incluya un alto contenido en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales. Las mejor manera de consumir estos alimentos son crudos o tostados, evitando aquellos que contienen sal, azúcar o chocolate. (1)

 

 

 

1. McEwen BJ. Medical synopsis: Should we be going nuts for good health? Adv Integr Med [Internet]. Elsevier; 2018 Dec 1 [cited 2019 Feb 13];5(3):128–30.